Lomos de caballa a la plancha con pimientos morrones y eneldo

Ingredientes:

Caballas frescas, Pimientos morrones, aceite de oliva virgen extra, sal y eneldo

Pochar los pimientos rojos cortados en tiras grandes. Mientras tanto sacar los lomos de las caballas y dejarlos bien limpios de espinas, utilizando unas pinzas si fuera preciso. En una sartén o plancha poner unas cucharadas de aceite de oliva y cuando esté templado poner los lomos con la carne dando a la sartén y la piel arriba. Continuar a fuego moderado procurando que la carne quede muy jugosa y no se pase demasiado por lo que en un minuto se le da la vuelta, se deja medio minuto más y ya están listas. Poner por encima un poco de aceite de oliva, el eneldo y los pimientos. Se pueden servir en montaditos de pan tostado y sirven de aperitivo.

Anuncios

Crema fría de garbanzos con yogur y hierbabuena

Ingredientes para 4 personas:

1 tarro de garbanzos. 250 gr de yogur griego. 2 tomates. 2 pepinos. 1 cebolla pequeña. 6 hojas de hierbabuena. 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. 1 limón. 1 cucharadita rasa de mostaza a la antigua. Una pizca de comino molido. Sal

Poner en un bol el aceite, el jugo del limón, la mostaza y una pizca de sal. A continuación añadir los garbanzos, la hierbabuena, el yogur, los tomates  y el pepino troceados. Triturar durante unos minutos hasta que esté todo bien ligado. Después pasar por un colador grande para que la crema quede muy fina. Añadir el comino molido y remover. Poner en el frigo hasta que esté bien frío. La textura es parecida a  la del salmorejo pero al no llevar pan queda menos densa. El yogur y la menta le dan la especificidad.

 

 

 

 

 

Arroz caldoso con mariscos y verduras

Ingredientes para 8 personas

500 gr de arroz de grano redondo. 2 bogavantes de 750 gr. aproximadamente. 1/2 kg de cigalas. 1/2 kg de gambones. 350 gr de gambas. 1/2 kg de almejas. 350 gr. de choco o de calamar. 1 cebolla. 1 tomate. 4 dientes de ajo. 300 gr de pencas de acelgas. 300 gr de judías verdes planas. Un ramo de cilantro fresco. 1 cucharadita rasa de pimentón de La Vera, dulce y otra picante. 1 vasito de vino blanco amontillado. Aceite de oliva Virgen extra. Sal y pimienta.

Sofreir en una olla o cazuela la cebolla y dos dientes de ajo troceados junto con el choco o calamar cortado en dados. Cuando esté todo bien dorado añadir el tomate y dejar pochar. Después añadir el pimentón, un poco de vino y un litro y medio de caldo al que añadiremos la verdura muy finamente picada y el ramo de cilantro. Dar un hervor con las verduras y después echar el arroz dejando que hierva en total unos veinte minutos. Cinco minutos antes de acabar agregar las almejas y todo el marisco que tenemos salteado y reservado para que suelten sus jugos.

Hacer el caldo: Poner a hervir un litro y medio de agua en una olla. Pelar las gambas en crudo y separar las cabezas y patitas de los gambones. Reservando los cuerpos, saltear todas estas cáscaras y cabezas, salpimentar, poner un poco de vino y dejar cocer en el agua que tenemos hirviendo. Después triturar todo y colarlo.

Saltear el marisco: Trocear los bogavantes, la cabeza y patas delanteras por un lado y el cuerpo en tres pedazos. Saltearlos a fuego medio y añadir un poco de vino.  Saltear asimismo por separado las cigalas enteras, los cuerpos de los gambones y los cuerpos de las gambas.

 

 

Carrillada de corvina

 

No es fácil encontrar cabezas de corvina en las pescaderías ya que tienen que ser muy grandes para poder sacar unas buenas carrilladas. La que se muestra en la imagen pesó 4 kg. aproximadamente de una corvina que pesaba en total 35 kg. Aunque es más posible encontrarlas en mercados de la costa atlántica tampoco se encuentran  aquí todos los días por lo que cuando las haya hay que aprovechar y comprarlas.   No nos arrepentiremos pues la carne que se obtiene es un bocado exquisito y la forma de prepararlas es tan fácil que compensa sobradamente.

Ingredientes

1 cabeza de corvina grande, de aproximadamente 3 kg. 1 vaso de vino blanco afrutado. 1 dl de aceite de oliva virgen extra. 1 limón. 2 tomates maduros. Sal y pimienta.

Pedir al pescadero/a que  limpie la cabeza de escamas y la abra en dos mitades. En una bandeja de horno colocar la cabeza abierta con la parte de las escamas pegada al fondo. Salpimentar, poner el tomate en rodajas y rociarla con el jugo del limón y con abundante aceite de oliva virgen extra aromatizado con guindilla. Meterla en el  horno a 180 grados durante 40 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño, hasta que se vean los huesos un tanto churrascados. Las carrilladas y el resto de la carne que se esconde entre los huesos se sacan fácilmente  y al estar protegida por éstos sale muy suave y jugosa, como si hubiera estado en papillote.  Se puede acompañar con alguna salsa siempre que no se enmascare el sabor y textura de este pescado. Una mayonesa ligera, unas patatas que se hayan asado junto con la corvina, una salsa de naranja, etc. De cualquier modo es un manjar para el paladar.

Lentejas verdinas en ensalada

Ingredientes

Lentejas de la variedad verdina. Zanahoria. Pencas de acelga. Apio. Perejil. Sal, pimienta y mostaza en grano, a la antigua. Aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez. Vinagreta.

Cocer las lentejas con la zanahoria pelada y en rodajas y las pencas de acelgas. Una vez terminada la cocción colar para desechar el agua. Cortar finamente el apio y perejil en crudo así como la zanahoria y pencas y mezclarlo con las lentejas.  Aderezar todo con una vinagreta a base de emulsionar aceite, vinagre, sal, azúcar de caña, y mostaza en grano.

 

 

Frijoles negros con longaniza fresca y setas

 

Ingredientes para 4 personas:

1 vaso de frijoles, 8 porciones de longaniza blanca fresca, 1 cebolla, 300 gr de setas variadas de mercado. 1 ramito de cilantro o perejil, 3 dientes de ajo, 1/2 cucharadita de pimentón picante, 1 dl de aceite de oliva Virgen Extra, 1 copita de vino de Jerez tipo Cream, sal y pimienta.

Poner en remojo los frijoles durante 12 horas. Retirar el agua, lavarlos y ponerlos a cocer en una olla cubriéndolos de agua fría. Cuando rompan a hervir bajar a fuego lento/medio hasta que estén cocidos, procurando que se queden enteros. Una vez cocidos retirar el agua de la cocción, enjuagarlos y reservar. En la olla pochar la cebolla con una pizca de aceite bien caliente y agregar después los frijoles, salpimentar darles unas vueltas y añadir las longanizas cortadas a trocitos. Éstas deben ser de la mejor calidad, es decir con mucha carne magra y poca grasa. Dejar que se haga todo durante cinco minutos y al final añadir a la vez el pimentón y el vino y darle unos minutos más de cocción a fuego medio/fuerte. Por otra parte pelar los ajos, picar finamente y ponerlos en una sartén con un poco de aceite bien caliente junto con las setas. Salpimentar y cuando estén listas ponerlas en la olla con el resto de ingredientes, remover durante cinco minutos y ya queda listo el plato. Servir con el cilantro o perejil picado por encima. Sirve para tomarlo solo de primer plato o de acompañamiento para huevos y tortillas.

 

 

 

Faisán en salsa de chocolate con membrillo

unnamed-faisanunnamed

 

Ingredientes para 6 personas

2 faisanes. 2 membrillos. chalotas o cebollitas francesas. 1 ramo de salvia. 3 dl. de aceite de oliva virgen extra. 50 gr de mantequilla. 40 gr. de chocolate negro a la naranja. 1 vaso de vino de Jerez, tipo Oloroso. Sal y pimienta negra, molida y en grano.

Trocear los faisanes en cuartos y reservar los higaditos. Rehogarlos en una olla rápida con el aceite hasta que estén bien dorados todos los trozos. Salpimentar y añadir el vino y las hojas de salvia. Cubrir con agua a la mitad y dejar cocer durante una hora. Mientras tanto cortar el membrillo en rodajas finas, con su piel, y dorarlas por ambos lados a fuego lento en una sartén grande con un poco de mantequilla. Cuando adquieran color rojizo apagar la sartén y reservar. Igualmente confitar las cebollitas cociéndolas en aceite hasta que estén tiernas. Después quitar el aceite, ponerles una pizca de sal y darles el toque final añadiéndoles una cucharadita pequeña de azúcar de caña para dorarlas.

Cuando el faisán esté tierno se prepara la salsa: En una cacerola pequeña dorar levemente los higaditos del faisán. Fundir en el mismo recipiente el chocolate a la naranja y añadir el caldo del faisán. Triturar todo y dejar reducir hasta que se vea que la salsa adquiere cuerpo. Una vez conseguido volcar sobre los trozos de los faisanes y dar un hervor todo junto. Si este guiso se hace un día antes de comerlo estará mucho más bueno ya que la carne del faisán es muy recia y asi tendrá tiempo de absorber los aromas de la salsa que realmente queda exquisita.

Servir con el membrillo, las chalotas y si se desea con frutos secos como orejones y ciruelas previamente hidratados.