Tosta de hígado de rape a la plancha con naranjitas kumquats en almíbar

Hígado de rape. Naranjitas kumquats en almíbar. Ensalada de brotes tiernos. Rebanadas de pan. Aceite de oliva virgen extra. Salsa mayonesa. Sal y pimienta.

Poner el hígado entero a la plancha, a fuego medio. Dejar dorar de 5 a 8 minutos por cada lado, dependiendo del tamaño de los trozos de hígado. Tostar ligeramente las rebanadas de pan y untarlas con una delgada capa de mayonesa casera. Poner encima los brotes tiernos y el hígado fileteado, alternando con las naranjitas cortadas transversalmente. Regar todo con unas gotas de almíbar.

Cocochas de rape

Ingredientes

Cocochas de rape congeladas, harina de trigo refinada, aceite de oliva virgen extra, tomates secos en aceite, ensalada al gusto, sal y pimienta blanca.

Enharinar ligeramente las cocochas de rape. Freirlas en abundante aceite de oliva virgen extra, suave y afrutado, bien caliente, durante 10/15 segundos. Sacarlas bien escurridas, salpimentar y servirlas con ensalada y una juliana de tomates secos en aceite. Le va bien un poco de mayonesa. Es un exquisito aperitivo.

Hígado de rape sobre rodaja de berenjena y mostaza de grosella negra

Ingredientes

1 hígado de rape lo más grande posible si queremos sacar un aperitivo para cuatro personas. 1 berenjena grande. 1 huevo. Mostaza de grosella negra. Ensalada de brotes tiernos. Aceite de oliva virgen extra. Sal y pimienta

Poner el hígado entero a la plancha a fuego medio. Dorar por ambos lados, salpimentar y reservar.

Cortar en rodajas la berenjena. Pasarlas por el huevo batido y freir en abundante aceite bien caliente, vuelta y vuelta. Sacar inmediatamente, escurriendo bien y ponerlas sobre papel blanco. Salpimentar.

Filetear el hígado una vez tibio y distribuirlo sobre las rodajas de berenjena, acompañado cada rodaja con un poco de mostaza a la antigua enriquecida con grosellas negras. Servir sobre lecho de ensalada de brotes tiernos. La mostaza es opcional y bien se puede sustituir por una pizca de buena mayonesa. En cualquier caso queda un exquisito aperitivo o entrante.

Tostas de hígado de rape

Ingredientes

1 hígado de rape grande muy fresco. Rebanadas de pan tostado. Aceite de oliva virgen extra. 2 pimientos rojos de asar. Sal y pimienta

Lavar bien el hígado y dejar escurrir. Una vez seco ponerlo entero a la plancha a fuego suave con tres cucharadas  de aceite. Sellarlo y dejarlo dorar, aproximadamente  diez minutos por cada lado, dependiendo del tamaño del hígado. Es fundamental que no se pase demasiado por dentro. Después cortarlo en rodajas, salpimentar y ponerlo sobre rebanadas de pan tostado y untado con un buen aceite de oliva. Solamente así ya es un delicioso y refinado aperitivo pero combina bien con tiras de pimientos rojos asados y aliñados con vinagreta suave.

Lomos de caballa a la plancha con pimientos morrones y eneldo

Ingredientes:

Caballas frescas, Pimientos morrones, aceite de oliva virgen extra, sal y eneldo

Pochar los pimientos rojos cortados en tiras grandes. Mientras tanto sacar los lomos de las caballas y dejarlos bien limpios de espinas, utilizando unas pinzas si fuera preciso. En una sartén o plancha poner unas cucharadas de aceite de oliva y cuando esté templado poner los lomos con la carne dando a la sartén y la piel arriba. Continuar a fuego moderado procurando que la carne quede muy jugosa y no se pase demasiado por lo que en un minuto se le da la vuelta, se deja medio minuto más y ya están listas. Poner por encima un poco de aceite de oliva, el eneldo y los pimientos. Se pueden servir en montaditos de pan tostado y sirven de aperitivo.

Alistado en escabeche

img-20160823-wa000120160821_121557

Se trata de un pescado azul con la piel rayada, parecido al bonito pero con la carne algo menos prieta. En este caso se ha elaborado el escabeche de diferente manera al descrito en este blog para el bonito, según una receta de Marisa P.

Ingredientes:

2 kilos de alistados. 3 cebollas. 3 zanahorias. 2 dl. de aceite de oliva virgen extra. 4 hojas de laurel. Vinagre de jerez. 1 cucharada de azúcar de caña. Agua. Sal y pimienta en grano.

En una olla grande poner el aceite y cuando esté bien caliente pochar la cebolla y zanahoria cortada en juliana. Después subir el fuego al máximo y echar el vinagre en proporción de un vaso por tres de agua,  junto con dos cucharaditas de pimienta en grano, sal al gusto y la cucharada de azúcar. Cuando este caldo comience a hervir poner el pescado cortado en rodajas, previamente limpio y sin cabeza pero dejando la espina para que sirva de armazón y procurando que quede cubierto por el líquido. Unos quince minutos serán suficientes para que quede elaborado este pescado en escabeche.

Comer una vez quitada la espina. La cebolla y zanahoria en juliana quedan como encurtidas por el vinagre y acompañan muy bien a los trozos del pescado para pinchos de aperitivo o acompañamiento de ensaladas. La ventaja es que se puede conservar en frascos de cristal por largo tiempo, siempre que éstos estén bien limpios y cerrados al vacío. Para ello hervir los frascos para esterilizarlos y una vez depositado en ellos el producto en caliente, cerrarlos fuerte y el vacío queda hecho en poco tiempo.

 

Tartaletas de hojaldre rellenas de níscalos

20151103_123412-1-120151103_213030-1

Ingredientes para 8 tartaletas

8 tartaletas de hojaldre ya precocinadas. 1/2 kg. de níscalos. 1 cebolla. 4 dientes de ajo. 1 dl de aceite de oliva virgen extra. Perejil. Sal y pimienta.

Limpiar bien los níscalos con un cepillo sin mojarlos si fuera posible. Trocear los níscalos, la cebolla y los ajos.

En una sartén honda poner abundante aceite y cuando esté muy caliente echar los ajos picados y enseguida los níscalos. Remover a fuego fuerte y cuando empiecen a dorar bajar a fuego medio y dejar que se cuezan en su propio jugo durante 15 minutos aproximadamente, poniendo sal, perejil picado y pimienta negra molida a voluntad. Pochar la cebolla aparte.

Poner cebolla pochada en la base de las tartaletas y a continuación colmarlas con los níscalos. Hornear durante cinco minutos a 180º.