Arroz caldoso con bogavante

20150621_140210

Ingredientes para 6 personas

2 bogavantes de aproximadamente 750 gr cada uno. 300 gr de langostinos. 300 gr de choco. 400 gr de arroz de grano redondo. 1 cebolla pequeña. 4 dientes de ajo. 1 tomate. 1 chile picante. 200 gr de espinacas. 3 alcachofas. 2 zanahorias. 1 ramo de cilantro. 3 dl de aceite de oliva virgen extra. Hebras de azafrán o un sobre de preparado para arroces que lleve azafrán incluido. 1 cucharadita de pimentón de la Vera. 1 vasito de vino de Moriles. Sal y pimienta.

Poner a hervir un litro y medio de agua en una olla para hacer el caldo. Separar las cabezas de los bogavantes y de los langostinos y echarlas a la olla del caldo previamente rehogadas en un poco de aceite. Asimismo las cáscaras de pelar los cuerpos de los langostinos los cuales reservamos. También todo lo sobrante que se pueda aprovechar de limpiar la verdura (cascos de cebolla, las hojas de alcachofa más próximas al corazón, peladura del tomate y de la zanahoria, cilantro, etc) Salpimentar.

Con ayuda de unas buenas tijeras de cocina y un cuchillo idóneo cortar los bogavantes por la parte de la “barriga” en dos mitades transversales. Cada mitad a su vez en dos o tres pedazos. Separar las patas troceando por las articulaciones.

En una olla express  poner el aceite a fuego fuerte y sofreir los trozos de bogavante y los cuerpos de los langostinos, simplemente para dar sabor al aceite. Después sacarlos y reservar. En el mismo aceite rehogar al mismo tiempo la cebolla picada, el ajo, el chile y el choco y dejar que se dore bien. A continuación poner el tomate troceado, seguir rehogando y añadir el azafrán y el pimentón. Dar unas vueltas y poner rápidamente el vino. Colar el caldo y añadirlo a la cazuela. Cuando empiece a hervir añadir las espinacas, los corazones de las alcachofas y la zanahoria muy picada. También los trozos de bogavante. Rectificar de sal al gusto subir el fuego al máximo y poner el arroz. Tapar la olla y cuando empiece a salir el vapor bajar el fuego y tenerlo tres minutos. Después apagar y no abrir la olla hasta que se vaya el vapor.

Servir en una fuente honda añadiendo los cuerpos de los langostinos que teníamos reservados y cilantro picado. Las patas pueden golpearse antes de servirlo para que le sea fácil al comensal sacar la carne. Otra solución es servirlo con la carne de las patas ya extraída de los caparazones.

 

Ensalada Lorena

20150618_222952

Ingredientes: La ensalada se basa en fruta y verdura en rodajas finas y queso de cabra en rulo. Disponer las rodajas finamente cortadas sobre un lecho de lechugas variadas, superpuestas en el orden que se cita: remolacha cruda, cebolla, manzana, queso de cabra, melón de pulpa naranja (bellegarde) y kiwi dorado. Regar con una emulsión de vinagreta y mostaza a la antigua. Acompañar con unas hojas de albahaca fresca y almendras tostadas sin sal.

 

 

 

Ensalada de lechuga, aguacate y salmón

20150607_220258

Ingredientes para 4 personas

1 lechuga iceberg, 2 aguacates grandes, 1 cebolla, 8 lonchas de salmón ahumado, 1 limón, eneldo, semillas y vinagreta.

Disponer directamente en cada plato la lechuga picada como base. Ir poniendo en capas los demás ingredientes: la cebolla picada muy fina, parte del aguacate cortado en rodajas, y parte de la vinagreta. Después poner el salmón con jugo de limón por encima, otras rodajas de aguacate y el resto de la vinagreta. Espolvorear con eneldo, semillas y bayas.

Confitura de limón

20150609_193704

20150607_21094520150608_123544

Ingredientes: 5 limones de piel muy gruesa, a ser posible variedad real. 1 kg. de azúcar blanca o de caña, según se quiera más transparente o más oscura. Agua. La elaboración es parecida a la receta de confitura de naranjas amargas descrita en este mismo blog. Esta variedad de limones, poco ácidos y con la piel muy gruesa, es muy antigua y está en recesión, cultivándose mayormente en huertos y jardines de las provincias de Málaga y Granada. Los de esta receta provienen del jardín de la familia Clarke de Almuñécar, conservados en el árbol hasta su total maduración, lo cual ha proporcionado una confitura extraordinariamente aromática.

Lavar los limones y ponerlos a cocer enteros en una olla cubiertos de agua, durante media hora, a fuego moderado. Después dejar enfriar, sacar los limones y reservar el agua.

Cortar los limones en dos mitades y sacar las pepitas junto con la pulpa que se desprende fácilmente por la cocción. Esa pulpa y pepitas se cuecen durante  una hora aproximadamente en el agua que habíamos reservado de cocer los limones y, mientras, vamos cortando la cáscara en juliana y la vamos poniendo en una cacerola grande a la que añadiremos el agua colada de la cocción de pulpa y pepitas. Insistir con una maza dando vueltas en el colador para aplastar la pulpa y que suelte el máximo de jugo y su propia pectina que será la que espese la confitura. El resto sobrante y las pepitas se desechan. (La proporción aproximada sería la misma cantidad de juliana, de líquido y de azúcar) Dejar cocer el limón picado con ese jugo a fuego moderado, durante una hora. Después añadir el azúcar y cocer hasta que espese, al menos una hora más. Envasar en caliente en tarros de cristal bien limpios y esterilizados. Tapar inmediatamente para que se haga el vacío con el vapor.

 

Crema fría de lechuga y almendras

20150608_220451

Ingredientes para 4 personas

8 hojas de lechuga cocida. (Pueden servir las que habitualmente se desechan por duras cuando se hace la ensalada) 150 gr. de almendras crudas molidas. 100 gr. de pan blanco. 1 vaso de leche entera. 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. 3 cucharadas de vinagre de Jerez. Sal. Medio diente de ajo. Bayas de goji y semillas de girasol, lino y calabaza.

Lavar la lechuga y ponerla a cocer cubriéndola con agua a la mitad. Añadir una pizca de sal y cuando esté tierna dejar enfriar. En un vaso de triturar poner el aceite y añadir todos los ingredientes: el pan previamente remojado, la lechuga cocida, la leche, la almendra molida, una pizca de sal, el ajo y el vinagre. Moler hasta que todo quede bien trabado y adquiera consistencia de crema. Si queda muy espesa aclarar con más leche. Servir bien frío con las bayas y semillas por encima. Si no se tienen bayas habría que poner media cucharadita de azúcar de caña al moler los ingredientes.

Conejo a la sidra con endivias

a unnamed[1]

Ingredientes para 4 personas

1 conejo de 1500gr. partido en trozos. 150 gr de taquitos muy finos de jamón serrano tierno. 1 cebolla. 3 dientes de ajo. 2 cucharadas de mantequilla. 1 dl de aceite de oliva virgen extra. Sal. Pimienta molida. 1/2 litro de sidra dulce. 2 endivias o un manojo de acederas. 150 cc de nata fresca. 1 cucharadita de harina. Nuez moscada rallada.

Pelar la cebolla y cortarla en dados. Pelar el ajo y picarlo. Lavar y picar las endivias.

En una cacerola calentar el aceite mezclado con la mantequilla y dorar en ella los trozos de conejo. Cuando esté dorado salpimentar y echar los taquitos de jamón, la cebolla y el ajo picados. Darle unas vueltas y enseguida añadir la sidra.

Cuando empiece a hervir tapar y dejar cocer 1 hora a fuego lento. Después echar las endivias o las acederas y dejar cocer diez minutos más.  En un bol mezclar la cucharadita de harina con un poco de caldo del guiso, la nata y una pizca de nuez moscada rallada. Cuando esté bien trabado todo verterlo sobre el guiso, remover agitando la cacerola con las dos manos, dejar hervir a fuego lento 5 minutos más y queda listo el plato. Servir con rebanadas de pan frito.