Codillo de cerdo asado con ajos tiernos

 

20150519_150249

El plato pertenece a la categoría Comida Instantánea o comida preparada cuya justificación se detalla en la página del mismo título escrita en este blog.

Ingredientes para 4 personas

4 codillos, 2 paquetes de ajos tiernos congelados, 4 cucharadas de aceite de oliva, 1 copita de vino tipo Pedro Ximenez.

Teniendo en cuenta que se necesitan dos horas para hacer codillo al horno en casa, está justificado buscar una solución para ahorrar tiempo. Y ésta pasa por comprarlos ya preparados. Es muy bueno el que venden en IKEA, quizá el mejor que he encontrado. Si no se puede adquirir por motivos obvios de distancia, otra solución es el que se puede adquirir en Mercadona que vemos en la imágen. Viene en paquetes de dos y solo se requiere calentarlos al microondas durante 3 minutos, con el vino por encima. Justo el tiempo de saltear los ajos tiernos en un poco de aceite bien caliente. Emplatar poniendo por encima del codillo el jugo que ha soltado al calentarlo y los ajos tiernos y en menos de 5 minutos tenemos un plato suculento y rico para salir del paso.

 

Anuncios

Rodaballo en papillote

20141011_140533[1]

20141011_151932

 

Ingredientes para 4/6 personas

1 rodaballo de 1.500 gr. Sal. pimienta. 4 cucharadas de aceite. 1/2 vasito de vino moriles

Enjuagar el pescado y secarlo con un paño. Poner una pizca de sal y pimienta y rociarlo con aceite aromatizado con ajos y con el vino. Envolverlo todo entero, con su espina,  en papel de aluminio sellándolo lo mejor posible. Meter al horno previamente calentado a 200º durante 20/30 minutos.

Quitar el papel del papillote y sacar los lomos. Se puede servir con patatitas paris, hervidas con su piel y después peladas y rehogadas con mantequilla y eneldo.

Bacalao en tomate gratinado con muselina

 

20130923_15055620130923_14455320130923_143619

 

Ingredientes para 4/6 personas

1 kg de lomos de bacalao fresco. 1 cebolla. 1 patata grande. 1kg. y medio de tomates muy maduros. 1/4 de litro de aceite. 6 dientes de ajo. 1 guindilla. Sal. Pimienta. 1 limón. 1 huevo.

Pelar los tomates, trocear y poner en una sartén a fuego medio hasta que se consuma todo el líquido,  importante que quede bien seco para que no repercuta en el conjunto del guiso. A continuación salpimentar y echar un poco de aceite previamente tostado. Dejar que se fría unos minutos y corregir la acidez con una cucharadita de azúcar o cualquier edulcorante. Extenderlo en una fuente para horno y reservarlo.

Cortar los lomos de bacalao en las porciones precisas, colocarlos en una sartén grande y cubrirlos con el aceite en frío junto con los ajos, guindilla, sal y pimienta. Ponerlo a confitar a fuego muy lento hasta que el bacalao empiece a desprender su gelatina, aproximadamente 15 ó 20 minutos. Entonces sacar con una paleta plana los trozos y colocarlos encima del tomate, con cuidado que no se desmoronen. Guardar el aceite sobrante.

Pochar la cebolla cortada en tiras junto con la patata cortada en tiras cortas y muy finas. Añadirlo al bacalao. Tambien se pueden poner gambas peladas (Este paso se puede suprimir, prescindiendo de patata, cebolla y gambas) En la imágen se ha hecho al completo, con todos los ingredientes.

Por último preparar la muselina con el aceite sobrante de confitar el bacalao que contiene su gelatina y con los ajos. No utilizar más cantidad que una taza como máximo.  Batir todo ésto junto con el jugo de medio limón y la clara de un huevo. Enseguida se formará una especie de mayonesa con la que cubriremos los trozos del bacalao que tenemos en la bandeja de horno. (Otra modalidad es batir el aceite sobrante con un poco de limón, ponerlo por encima del bacalao rematando con la clara de huevo a punto de nieve). Hornear a 180º, aproximadamente diez minutos, hasta que se dore por arriba.

Pargo al horno

20130421_152002

20130421_223848

Ingredientes para 6 personas:

Un pargo de 1 kilo y medio a 2 kilos. 1/2 kilo de gambones. 1 tomate. 3 cebollas. 2 dl. de aceite de oliva virgen extra, preferentemente afrutado. 2 cucharaditas de mantequilla. 1 limón. 6 dientes de ajo. 2 cayenas. 750 gr. de patatas pequeñas.

Poner en una sartén abundante aceite y cuando esté caliente echar los ajos picados finamente, las cayenas y los cuerpos pelados de los gambones, previamente salpimentados. Inmediatamente retirar del fuego y reservar. Este aceite, aromatizado con los ajos y los gambones nos va a servir para todo el guiso.

Preparar el pargo abierto por la mitad, como si fuera un libro y sacar la espina. Esta operación nos la pueden hacer en la pescadería. Salpimentar ligeramente y regar con un poco de vino blanco. Embadurnar toda la carne con una emulsión hecha en la batidora con un poco de aceite crudo, el tomate bien maduro, la mantequilla y el zumo de medio limón. En una bandeja de horno extender un poco del aceite que hemos reservado de hacer los gambones. Poner encima el pargo. Meter al horno previamente calentado a 180º. En 20 minutos aproximadamente  estará  para comerlo. Es fundamental no pasarse de tiempo de horno, algo que va en función del peso del pescado, para que la carne quede hecha pero jugosa. Añadir por encima los gambones, el ajillo y el resto del jugo. Servir con unas patatas hechas al horno y con tiras de cebolla y pimiento rojo pochados con un poco del aceite aromatizado.

Salmonetes al horno

20130203_155055

Ingredientes para 4 personas:

4 salmonetes grandes, de al menos 200 o  250gr. cada uno. 1 cebolla. 1 pimiento rojo mediano. 1 calabacín. 3 patatas 3 tomates grandes bien maduros. Harina de freir. 1 vasito de vino blanco tipo Moriles. Sal, pimienta y limón.

Una vez bien desescamados y limpios los salmonetes, secar, salpimentar  y enharinarlos ligeramente. Pasar por aceite hirviendo vuelta y vuelta. Sacar y reservar.

En una bandeja para horno poner la cebolla, el pimiento, el calabacín y el tomate troceados. Regarlo con el aceite colado de sofreir los salmonetes y el vaso de vino blanco. Hornear a 180 º hasta que esté tierno. A continuación colocar encima los salmonetes con rodajas de limón si se desea, hornear 4 minutos más y ya queda listo para comer.