Moussaka vegetariana

20160506_141801

El plato tradicional griego lleva carne picada según se puede ver en este blog en la receta “Moussaka griega” pero para elaborar el plato apto para vegetarianos se ha  prescindido de la carne, sustituyéndola por rodajas de patata.

Ingredientes para 6 raciones

 3 berenjenas. 1 kg y 1/2 de tomates bien maduros o su equivalente en latas de tomate natural pelado. 1 cebolla grande. 2 patatas. 4 dientes de ajo.  Aceite de oliva virgen extra. Sal. 1 cucharadita de azúcar o pizca de stevia. Especias: pimienta, comino,  jengibre. Para la salsa bechamel: 3 cucharadas de harina. 1 litro de leche. 1 cucharada de mantequilla. Nuez moscada o clavo. Queso parmesano.

Trocear la cebolla y el ajo y pocharlo ligeramente. Poner encima el tomate pelado y dejar freír a fuego medio hasta que reduzca líquido. Salpimentar y  poner una pizca de azúcar o edulcorante stevia para contrarrestar la acidez del tomate. Añadir las demás especias, excepto la nuez moscada que reservamos para la bechamel.

Lavar las berenjenas y ponerlas a cocer enteras con su piel en una olla con poca agua, a fuego medio y tapadas para que suden y se ablanden un poco. En unos minutos  estarán listas para sacarlas, escurrirlas en un colador y cortarlas en rodajas a la larga. Salpimentar, especiar  y reservar. (Cociendo de esta manera las berenjenas en vez de friéndolas, como habitualmente se suele hacer en este plato, conseguimos que éstas no tengan ninguna grasa, lo cual aligera el plato y lo hace más digestivo y saludable.)

Pelar las patatas y cortarlas en rodajas de 1/2 centímetro aproximadamente. Salpimentarlas y rehogarlas con un poco de aceite a fuego medio y tapadas para que se ablanden. Reservar.

Por último preparar una bechamel mas bien espesa, según receta dada en este mismo blog, en la sección de “Salsas”.

Untar de mantequilla una bandeja honda para horno. Poner los ingredientes en cuantas capas se desee, en este orden: berenjenas, tomate, patatas, tomate, berenjenas, tomate, etc. La última capa será la capa de bechamel que cubrirá todo. Hornear a 180º durante treinta minutos. Sacar y todavía caliente, añadir queso parmesano en escamas.

 

 

 

Anuncios

Empanada de espinacas y queso Feta (Spanakopita)

a 20140226_193316[1]20140226_151652

Se trata de un plato griego muy fácil de preparar si se compra la masa filo ya lista para el horno.

Ingredientes para 6 personas:

1 paquete de masa filo. 1/2 kilo de espinacas congeladas. 200 gr. de queso griego tipo Feta. 2 cebollas. 2 huevos. Aceite de oliva V.E. Orégano. 50 gr. de piñones.

Precalentar el horno a 180º. Trocear la cebolla y pochar en una sartén con seis cucharadas de aceite.  Descongelar las espinacas y escurrirlas bien para que no quede nada de líquido.  Mezclarlas en crudo con la cebolla pochada y remover. No necesitan coción. Batir los huevos y añadir a la mezcla fría, removiendo. Poner muy poca sal ya que el queso Feta es bastante salado. Pimentar y poner orégano y/o eneldo y especias al gusto de cada cual. Poner por último los piñones y el queso en trozos pequeños y remover ligeramente. (Si no se encuentra queso Feta se puede sustituir por queso de Burgos, menos salado)

En una bandeja de horno untada con mantequilla colocar cuatro hojas de filo una encima de otra, pintadas cada una de ellas con mantequilla derretida o aceite de oliva suave. Poner encima la mezcla que hemos preparado. Tapar con otras cuatro hojas de filo igualmente pintadas con aceite o mantequilla líquida y sellar los bordes con los dedos, formando un cordón. Marcar las porciones con un cuchillo en la capa de arriba, sin llegar al fondo. Hornear durante 25 minutos, tiempo más que suficiente para que se dore. Dejar reposar y comerla tibia. Queda exquisita y muy crujiente.

Moussaka griega

20130705_132848[1]20130705_151517[2]20130622_150505[1]

 

Ingredientes para 6 personas:

750 gr de carne picada, preferentemente de cordero o de ternera. 3 berenjenas. 1/2 kg de tomate frito natural. 1 cebolla grande. Salsa Bechamel espesa. Aceite de oliva virgen extra. Sal. Especias: pimienta, comino, canela, jengibre, nuez moscada. Vino oloroso.

Sazonar la carne con la sal, las especias en abundancia y un chorreón de vino, tipo oloroso dulce. Dejar reposar 30 minutos mientras se van preparando los demás ingredientes. Después poner un poco de aceite en una sartén y cuando esté muy fuerte echar la carne, dándole la vuelta enseguida como si fuera una tortilla. Al momento apagar el fuego y con la espumadera ir cortándola para que quede suelta. Reservar.

Trocear la cebolla y el ajo y pocharlo ligeramete. Poner encima el tomate y freirlo hasta que reduzca líquido. Poner sal y una pizca de azúcar para contrarrestar la acidez. Si no se tiene tiempo de freir tomate natural, buscar un tomate frito de buena calidad, de los que vienen en tarros de cristal. Mezclar con la cebolla y la carne y reservar.

Lavar las berenjenas y cortarlas a la larga en lonchas de medio cm. de grosor. Pasarlas por harina especial de freir y freirlas sin que se queden doradas. Sacarlas y ponerlas encima de papel para absorber el aceite. Salpimentar y reservar.

Por último preparar una bechamel espesa según receta dada en la sección de “Salsas”.

Untar de mantequilla una bandeja honda para horno. Poner una capa de las berenjenas reservadas que cubra bien el fondo. A continuación poner otra capa de la mezcla de carne y tomate y encima otra capa de berenjenas. (Esta última capa se puede sustituir por patatas cortadas en rodajas y pochadas a fuego lento) Cubrir todo con abundante bechamel y poner al horno a 180º durante treinta minutos. Añadir queso rallado al gusto de cada cual.