Espaguetis con verduras y gambas

20130618_150803

Ingredientes para 4 personas

300 gr de espaguetis de pasta fresca. 4 tomates. 1 cebolla mediana. 2 calabacines de piel verde claro. 1/2 dl de aceite de oliva VE. 4 dientes de ajos. 400 gr de gambas. Albahaca seca. 1 vasito de leche entera. 1 cucharadita de mantequilla.

Poner la olla para cocer los espaguetis con abundante agua y un poco de sal. Mientras que se calienta el agua, poner a calentar el aceite y echar dos dientes de ajo picado en trozos grandes y antes de que doren poner el tomate troceado. Salpimentar, corregir la acidez con una cucharadita de azúcar de caña, tapar para que no salte y dejar reducir el líquido. Mientras tanto trocear la cebolla y el calabacín y rehogar dandole vueltas hasta que empiecen a pochar. Apagar inmediatamente para que queden crujientes y reservar. Si ya está caliente el agua poner los espaguetis y dejar que cuezan durante el tiempo indicado en el paquete. Mientras tanto poner  en una sartén 4 cucharadas de aceite y cuando esté caliente echar los otros dos dientes de ajo picado muy fino y las gambas al mismo tiempo. Simplemente darles una vuelta, salpimentar y apagar para que las gambas queden tiernas y jugosas.

Este proceso, que es bastante rápido, debe hacerse inmediatamente antes de comer para que la pasta no se enfríe. Escurrir los espaguetis y volcarlos de nuevo a la olla con la leche caliente y la mantequilla. Emplatar poniendo en la base del plato la salsa de tomate. Encima poner los espaguetis distribuyendo la verdura y las gambas. Por último la albahaca seca o fresca, al gusto.

Anuncios

Bacalao confitado con asadillo manchego

20130619_151205[1]

Ingredientes para 4 personas:

4 lomos grandes de bacalao salado. 2 pimientos rojos grandes para asar. 4 tomates grandes. 4 dientes de ajo. 3 dl de aceite. Orégano, sal y pimienta.

Para el bacalao: Desalar el bacalao o descongelar si se ha optado por comprar el bacalao ya desalado y congelado como es el caso de esta receta. Escurrirlo bien y ponerlo a cocer a fuego lento en aceite de oliva virgen extra suave. Al primer hervor retirar del fuego y reservar en el aceite.

Para el asadillo: Asar los pimientos y los tomates en el horno a 180º. Pelarlos, cortar en tiras pequeñas los pimientos y trocear el tomate. En una sartén con un poco de aceite del que ha sobrado de cocer el bacalao freir los ajos, echar el tomate troceado, dejar que reduzca un poco el líquido y cuando esté carnoso echar los pimientos, revolver todo, salpimentar y sazonar con orégano. Si no se tiene tiempo para hacer esta operación de horno, se puede comprar un asadillo de buena calidad, en frasco de cristal. Entonces simplemente se freirían los ajos  y se echaría el contenido de dos frascos removiendo y rectificando de sazón al gusto.

Para presentarlo se puede poner el asadillo en la base del plato y por encima los lomos de bacalao en lascas con unas tiras de pimientos, espolvoreando con orégano.