Fabes con bacalao y manitas de cerdo

20140926_142312

Ingredientes para 6 personas

2 tarros de fabes ya cocidas o de alubias normales. 250 gr. de bacalao en salazón, previamente desalado. 3 manitas de cerdo troceadas. 1 cebolla. 1 pimiento rojo. 2 zanahorias. 3 cucharadas de aceite de oliva virgen. 1 cucharada de harina. Pimentón de la Vera. Pimienta negra, clavo y comino molidos. Sal.

Poner a cocer las manitas de cerdo en la olla rápida con abundante agua, sal y las especias citadas. Despues de 1 hora como mínimo sacar y reservar. Las manitas deben estar muy bien cocidas, melosas,  por lo que si se estima que no están suficientemente blandas no dudar en darle media hora más de cocción o lo que necesite.

En una olla poner el aceite y cuando esté bien caliente poner la cebolla y el pimiento picados. Cuando dore añadir una cucharada de harina y otra pequeña de pimentón. Remover, añadir el vino, las zanahorias peladas y troceadas, el bacalao cortado en tiras y las fabes. Cubrir a la mitad con una parte de agua y otra de caldo de la cocción de las manitas. Añadir tambien las manitas que teníamos reservadas. Dejar cocer un rato, lentamente, hasta que se quede bien trabado.

Bacalao confitado con asadillo manchego

20130619_151205[1]

Ingredientes para 4 personas:

4 lomos grandes de bacalao salado. 2 pimientos rojos grandes para asar. 4 tomates grandes. 4 dientes de ajo. 3 dl de aceite. Orégano, sal y pimienta.

Para el bacalao: Desalar el bacalao o descongelar si se ha optado por comprar el bacalao ya desalado y congelado como es el caso de esta receta. Escurrirlo bien y ponerlo a cocer a fuego lento en aceite de oliva virgen extra suave. Al primer hervor retirar del fuego y reservar en el aceite.

Para el asadillo: Asar los pimientos y los tomates en el horno a 180º. Pelarlos, cortar en tiras pequeñas los pimientos y trocear el tomate. En una sartén con un poco de aceite del que ha sobrado de cocer el bacalao freir los ajos, echar el tomate troceado, dejar que reduzca un poco el líquido y cuando esté carnoso echar los pimientos, revolver todo, salpimentar y sazonar con orégano. Si no se tiene tiempo para hacer esta operación de horno, se puede comprar un asadillo de buena calidad, en frasco de cristal. Entonces simplemente se freirían los ajos  y se echaría el contenido de dos frascos removiendo y rectificando de sazón al gusto.

Para presentarlo se puede poner el asadillo en la base del plato y por encima los lomos de bacalao en lascas con unas tiras de pimientos, espolvoreando con orégano.