Tortilla de guisantes tiernos

 

Ingredientes

1 cebolla. 200 gr. de guisantes tiernos y muy finos. 1 patata pequeña. 3 huevos. 2 cucharadas de mantequilla. 2 de aceite de girasol. Perejil, sal y pimienta.
Derretir la mantequilla en una sartén a fuego lento. Pochar la cebolla bien picada y la patata laminada muy finamente. Dejarlo hacer lento hasta que empiece a dorar. Añadir entonces los guisantes, remover y dejar un par de minutos más. Salpimentar y sacar. Poner todo en un colador para que elimine el líquido.
Batir los huevos y mezclar con la verdura bien escurrida y un poco de perejil muy picado. En una sartén poner una cucharada de aceite de girasol y cuando esté bien caliente volcar la mezcla procurando que quede bien extendida. Al cabo de unos segundos mover suavemente la sartén por el mango en movimientos circulares hasta que se vea que la mezcla se va despegando del fondo. Para darle la vuelta poner encima un plato llano boca abajo, de un diámetro algo mayor que el de la sartén y, sujetándolo con una mano, dar la vuelta a la sartén de modo que caiga en el plato la tortilla. Volver a poner ésta al fuego para que se cuaje por el otro lado realizando igualmente movimientos circulares con el mango de la sartén hasta que se despegue. Al cabo de un minuto aproximadamente sacarla y servirla en un plato bien limpio de restos de huevo crudo.

 

 

Anuncios

Tortillitas de camarones

  1. 20151003_150344

Esta exquisita receta, sencilla de hacer aunque requiere un poco de práctica, es típica de Andalucía, especialmente de Sevilla, Cádiz y Huelva, de cuyos ríos y estuarios se cogen en abundancia estos diminutos crustáceos . (Palaemon Longirostris)

Ingredientes

300 gr. de camarones, a ser posible vivos. (En caso contrario pueden usarse congelados o incluso cocidos). 125 gr. de harina de trigo refinada. 125 gr. de harina de garbanzo. 2 vasos de agua helada. 1 cebolleta. 4 cucharadas de perejil picado. 1 huevo. Aceite de oliva V. E. y aceite de girasol.

Mezclar los aceites mitad y mitad y calentar a fuego lento. Mientras tanto picar la cebolla y el perejil y ponerlo en un bol. Echar encima las dos harinas y mezclar todo con el agua hasta que esté todo bien trabado. La mezcla debe quedar poco espesa, casi como si fueramos a hacer crêpes. (Hay que tener en cuenta que la harina debe ser solo el soporte de los camarones que son los protagonistas absolutos). Después poner el huevo batido y por último los camarones. Remover bien.

En una sartén amplia poner abundante aceite, bastante caliente pero sin humear. Se pueden hacer a la vez cuantas tortillitas quepan en el recipiente. Cada tortillita se forma con una cucharada sopera de la mezcla preparada. Por tanto ir echando las cucharadas procurando que se extiendan planas para que no salgan gordas y queden lo más finas y crujientes posible. Tenerlas en el aceite hasta que estén doradas por ambos lados. Después sacar y escurrir sobre papel para que queden secas. Es preciso comerlas recién hechas para que estén lo más crujientes posible.

Tortilla de patata y cebolla

20130326_183904

20130326_180509

20130326_182555

20130326_183110

20130326_183306

Ingredientes:

3 patatas grandes. 1 cebolla grande. 4/5 huevos. 2,5 dl de aceite de oliva virgen extra, suave, tipo hojiblanca. Sal.

Pelar y cortar las patatas en rodajas,  lo más finas que se pueda. Pelar y trocear la cebolla. (De arriba a abajo: Imágen 2) Poner el aceite a fuego fuerte. Cuando esté bien caliente añadir la cebolla, remover y seguir a fuego fuerte hasta que empiecen a dorar. Añadir las patatas, remover unos minuto con la cebolla, bajar el fuego, salar y tapar para que esta mezcla se vaya recociendo en el aceite. Cuando ya esté blanda y dorada (imágen 3) sacarla bien escurrida y añadirla a los huevos batidos. Poner en una sartén una cucharada de aceite y cuando esté fuerte extenderlo bien por el fondo y volcar la mezcla con el huevo batido removiendo la sartén para que no se pegue la mezcla en el fondo. (Imágen 4). Bajar el fuego y dejar cinco minutos aproximadamente removiendo la sartén de vez en cuando. Para que se haga igualmente por el otro lado, darle la vuelta a la tortilla. Para ello se tapa la sartén con un plato y mientras se presiona fuertemente éste con una mano se da la vuelta a la sartén con la otra mano, agarrando el mango con un paño para que no se resbale. Mover la sartén y dejarla a fuego lento otros cinco minutos.(Imágen 5) Servir en un plato redondo y dejar reposar diez minutos antes de comerla.(Imágen 1)

Tortilla de cebolla y espárragos

20130322_212244[1]

Ingredientes

2 cebollas. 1 manojo de espárragos. 1 patata pequeña. 3 huevos. 1 dl de aceite de oliva virgen extra. Perejil, sal y pimienta.

Picar la cebolla y los espárragos. Calentar el aceite a fuego fuerte. Echar el picado de cebolla y esparragos así como la patata laminada finamente. Remover y bajar el fuego para que se siga haciendo lentamente. Cuando esté tierno salpimentar y sacar. Poner en un colador para que elimine el líquido.

Batir los huevos y mezclar con la verdura colada. En una sartén grande poner una cucharada de aceite y cuando esté muy caliente volcar la mezcla removiendo la sartén levantándola por el mango  para que se extienda todo por igual. Añadir una buena cantidad de perejil picado. Al cabo de unos segundos volver a remover de la misma manera hasta que se vea que la mezcla está despegada del fondo. A continuación poner encima un plato o tapadera redonda, del mismo diámetro o algo mayor que la sartén. Darle la vuelta a la sartén de modo que caiga en el plato la tortilla. Volver a poner ésta en la sartén para que se cuaje por el otro lado. Al cabo de un minuto aproximadamente sacar definitivamente. El tamaño de la sartén va en función del grosor deseado. Para las tortillas de cebolla es mejor utilizar sartén grande para que que se extienda la mezcla bien y elimine mejor el líquido que desprende la cebolla.