Berenjenas y níscalos a modo de lasaña

img_20161215_135539

Ingredientes para 4 personas

2 berenjenas. 300 gr de níscalos. 150 gr de queso parmesano en escamas. Aceite de oliva virgen extra. Sal y pimienta. Salsa bechamel clara. (Ver receta en este mismo blog)

Cortar las berenjenas a la larga en piezas de medio cm de grosor y ablandarlas al vapor hasta que pierdan la tersura pero sin dejar que se deshagan. (También se pueden hacer a la plancha con un poco de mantequilla)

Limpiar los níscalos con un cepillo y trocearlos. Rehogarlos en abundante aceite a fuego medio hasta que estén tiernos y hayan soltado su jugo. Salpimentar y reservar.

Embadurnar una fuente para horno con dos cucharaditas del aceite de rehogar los níscalos y cubrir el fondo con una capa fina de bechamel. Encima poner una capa espesa de berenjenas previamente salpimentadas y cubiertas por una parte de las escamas de parmesano. Cubrir con bechamel. Encima poner una capa de níscalos que sacamos del aceite sin escurrirlos demasiado. Volver a cubrir con bechamel y por encima de ésta añadir el resto de las escamas de queso. Hornear durante 25/30 minutos.

Lasaña de verduras y champiñones

20141112_11021920141112_14190920141112_144538

Ingredientes para 6 personas 1 paquete de pasta precocinada para lasaña. 2 calabacines. 3 zanahorias. 1 cebolla. Espinacas frescas. 250 gr. de champiñones. 1 kg. de tomates. Salsa Bechamel poco espesa. 1 cucharada de mantequilla. Aceite de oliva V.E. Sal y pimienta. Poner las planchas de lasaña en agua caliente durante 20 minutos. Mientras tanto cortar en rodajas la verdura y pocharla al dente. Las espinacas hacerlas aparte también poco pochadas, con un par de cucharadas de aceite bien fuerte, nunca cocidas. Pelar los tomates y freírlos  con un poco de aceite hasta reducir el líquido. Freir los champiñones cortados en rodajas. Todo con aceite muy caliente y muy poca cantidad para evitar calorías innecesarias. Preparar la bechamel, según receta de este blog, con un litro de leche desnatada y 3 cucharadas de harina procurando que no quede demasiado espesa. Salpimentar todo ello. Precalentar el horno a 200º. Sacar las planchas de lasaña del agua y secar con un paño. En una fuente para horno previamente embadurnada con mantequilla disponer una capa de lasañas. Encima poner una capa de verduras y una de bechamel. Volver a poner otra capa de lasañas y poner encima los champiñones y bechamel como en el caso anterior. Cubrir de nuevo con lasañas y verter el tomate encima de ellas. Cubrir con lasañas y echar por encima toda la bechamel sobrante, de modo que cubra toda la fuente. Meter al horno fuerte durante 30 minutos y si se desea, poner queso rallado por encima. Cuando empiece a dorar por arriba poner un papel de aluminio por arriba para que no se queme hasta que pase el tiempo requerido.